Llaves de Corte

Las viviendas más antiguas sobre todo aquéllas en las que no se ha realizado ningún tipo de reforma o saneamiento suelen contar tan sólo con una llave de corte general normalmente ubicada en la cocina cerca del contador.

La normativa en lo que a materia de alimentación se refiere obliga que las viviendas de nueva construcción tengan una llave de corte para cada aparato sanitario además de una llave de corte en locales húmedos como son la cocina o el baño aparte de la llave de corte general que cortaría el suministro de agua de toda la vivienda.

Vamos a ver la diferencia e importancia de las llaves de corte de un aparato sanitario y las llaves de corte de un local húmedo.

¿Por qué son importantes estas llaves de corte?
Las llaves de corte para aparatos sanitarios nos permite cortar la alimentación de un sanitario en concreto en caso de una posible avería o fuga. Un ejemplo común suele ser el típico grifo que no corta del todo el paso del agua o un inodoro cuyo descargador no cierra correctamente y continuamente está saliendo un hilito de agua que no nos deja dormir por las noches. Si cerramos la llave de ese aparato sanitario en concreto cortaremos el paso de agua y dejaremos de oir el tan molesto goteo del agua.

Las llaves de corte de local húmedo, ya sea la cocina o el baño, sirve para que en caso de una avería mayor y sea necesario el corte de agua, el suministro sólo se interrumpa en ese baño en concreto, el resto de la casa o locales húmedos seguirían funcionando con total normalidad, una gran ventaja sobre todo si disponemos de dos baños.

 

 

Antes de instalar una llave de corte en cualquier aparato sanitario es preciso cerrar la llave de paso general o del local húmedo y vaciar el agua que pueda haber quedado en la instalación con cuidado de poner algún recipiente para recoger la que salga de la tubería que no será poca.  Esta operación hay que hacerla con especial cuidado porque si la llave de corte es antigua nos podemos encontrar con que no cierre del todo el paso de agua. Es muy conveniente disponer de una fregona cerca.

Una vez que la red esta vacía se limpia de impurezas la toma por donde ha salido el agua. Aplicamos teflón o esparto a la rosca de la nueva llave para asegurar que queda estanca. Colocaremos una llave de corte para el agua fría y otra para el agua caliente.

Respecto a las llaves de local lo habitual es colocarlas en la parte superior de la pared, sobre la puerta, a unos 20 centímetros del techo. Esta ubicación responde a que la norma vigente en lo que a instalaciones en viviendas nuevas se refiere, obliga a realizar la instalación de fontanería por los falsos techos de la vivienda. Al igual que los aparatos sanitarios también hay que colocar una llave de corte para el agua fría y otra para el agua caliente.

Resumiendo… una correcta instalación de fontanería debería estar compuesta por varias llaves de corte:
– La primera sería la llave de corte general, que cerraría la alimentación de toda la vivienda.
– La segunda serían las llaves de corte de local húmedo, que cortaría la alimentación de una cocina o baño en concreto.
– y por último las llaves de corte de aparato sanitario, que como su propio nombre indica cortaría la alimentación de un aparato sanitario en concreto.

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*