Grifería empotrada

Muchas veces lo estético se antepone a lo práctico como es el caso de las griferías empotradas tanto para lavabos, duchas o inodoros.

Cada vez se presta más atención a crear espacios confortables, con un diseño cuidado y de líneas minimalistas incluso en los baños. Por ello cada vez es más frecuente el uso de cisternas empotradas, platos de ducha empotrados a ras de suelo, griferías empotradas… pero ¿cómo es la instalación de estas griferías?  al igual que el resto de grifos, existen griferías termostáticas, monomandos, de caño corto, de caño largo, de salida de pared, de salida en techo…

La principal característica de estas grifería es que la instalación de alimentación y el mecanismo de las mismas se empotran en la pared.

Es imprescindible preveer de antemano que vamos a colocar este tipo de griferías porque aunque no requiera de grandes obras adicionales sí que es importantísimo instalarlas en el sitio exacto y perfectamente enresadas siguiendo al pie de la letra las instrucciones del fabricante, ya que las actuales tendencias decorativas de aspecto minimalista muchas veces dejan poco margen para el error o posteriores modificaciones.

 

 

 

   

 

Blog de reformas
Empresa de reformas

 

 

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*