Reforma Txoko

Fantástica propuesta para transformar un frío semisótano en un espectacular txoko familiar con cocina, comedor, zona de estar y baño.

Reforma txoko

Proyecto: Transformar un frío semisótano en un txoko familiar con cocina, comedor, zona de estar y baño.

Objetivo: Originalmente, compartimentado en distintas zonas, y sin ningún aseo disponible en la planta, el txoko resultaba incómodo e incompleto para el uso de txoko familiar que se le quería dar. Es por ello que se decidió reformarlo, para crear un espacio completamente abierto con una cocina, un comedor, una zona de estar, un baño y una pequeña despensa.

Desarrollo: Para llevar adelante este proyecto se planteó una distribución clara y diáfana, con un espacio general abierto, y acceso directo a las escaleras que comunican con el resto de la vivienda. A pesar de que no hay apenas paredes divisorias, el propio equipamiento y la decoración forman distintas zonas que no compiten entre sí.

Como solución a la baja altura del txoko, se planteó una iluminación consistente en unas tabicas con luz indirecta que baña techo y pared.

Se plantea una vinoteca realizada con módulos de nido de abeja de barro cocido.

A pesar de no existir ninguna separación de la cocina con el resto de la estancia, el hecho de proyectar una península con un falso techo que sigue su forma, ayuda a crear esa sensación de separación de ambientes.

Varios puntos de luz para luminarias colgantes, decoran e iluminan la zona destinada a barra de la encimera.

Con respecto al baño, el condicionante de estar ubicado en un semisótano e instalar los medios necesarios para dar servicio a dicho baño, obliga a plantear un inodoro suspendido. Los inodoros suspendidos son muy estéticos y a su vez facilitan la limpieza de los suelos del baño. Con la cisterna fácilmente accesible en caso de avería a través de su placa de accionamiento, darán un punto de distinción a nuestro baño.

 

Resultado:  Un espectacular txoko familiar con cocina, comedor, zona de estar, baño y despensa.

 

 

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*